Archive for the DESCARTES – Duda Metódica Category

Y se hizo la luz…

Posted in DESCARTES - Duda Metódica with tags on 11/02/2009 by maxxika

Alguna vez os habéis parado a pensar en lo importante que es para nuestras vidas la electricidad, seguro que sí, yo también me lo había planteado más de una vez, pero nada comparable a la realidad.

La pasada Tormenta Perfecta que azotó el norte de españa con furia desmedida, nos hundió a los gallegos entre otros en un vacío tecnológico desmesurado.

El primer aviso llamó a nuestras puertas sobre las 22 horas, y sorpresa, no venía. Pasaban las horas y la noche de ventana en ventana, viendo como mi pueblo y los alrededores se sumían en la más oscura de las noches, en la más absoluta penumbra, en el silencio, hueco, vacío, atípico..

¿Qué a pasado? ¿Durará esto mucho?, seguro, en galicia, seguro, hasta mañana no lo arreglan. ¿Ummm?

Una radio, corro a por el móvil, oh no 13%de batería, a ver si aguanta. ¡ no trae radio !… y ahora…una radio a pilas, ¿pilas?.

En fin.. un ir i venir de lado a lado sin encontrar nada que no tenga enchufe. Y apareció una. Funciona, sintonizo y no encuentro señales de supervivencia en españa, solo la onda de larga distancia funciona, desconcierto, ¿qué hago?, ¿en qué ocupo mi tiempo?, como llenar esas horas de insomnio, con qué…

Hacía tiempo que no agudizaba el ingenio de esa manera, buscando un parchis, o algo que me ayudara a llegar a mañana sufriendo lo menos posible.

Miro al ordenador bajo la luz de las velas, benditas velas,…¿cuándo vendrá la luz?… y vino..pero 3 días mas tarde. Pero estoy viva. Lo superé. Tras varios orzuelos de leer a la luz de las velas, una serie de reflexiones anidaron en mi cabeza, me hicieron tomarme la vida de otra manera. Había pasado noches sin luz, pero no días, y uno llega a ver la cantidad de objetos de los que dependemos, inservibles algunos, reemplazables otros, con los que convivimos. Siento que algo dentro de mí ha cambiado, recuerdos que afloraron que tenía olvidados y que en su día colmaron mi vida de pleno. Recuerdos cuando la tecnología no tenía importancia, de lo cuando lo humano importaba, noches al calor de una hoguera, escuchando historias e imaginándolas, cuando el alma humana aflora en todo su esplendor. La vida está llena de maravillosas cosas que no tienen un enchufe en su extremo.